El dinero no llega cuando no expresas la riqueza de tu ser; en cambio, llega en abundancia cuando fluyes, amas lo que haces, creas, te empoderas, es ahí cuando el dinero y el éxito se convierten en el resultado de una vida con propósito, de saber quién eres y qué haces aquí, de trabajar con pasión, amor, disciplina, alegría y compromiso todos los días de tu vida en las metas pequeñas o grandes que tengas. Entonces adquirirás un magnetismo y una magia especial que te hará mucho más atractivo que el resto.

La gente verdaderamente exitosa no necesariamente tiene un cuerpo perfecto o una familia perfecta. La mayoría de personas exitosas en la parte económica, emocional y cultural y con buena salud provienen de entornos muy difíciles, con miles de dificultades, y precisamente su capacidad de transformar los no puedo en sí puedo y es fácil los hizo grandes, poderosos, valientes, creativos y hábiles; en cambio, es posible que los que lo “tuvieron todo” no fueron capaces de salir de su zona de confort y de reinventarse. Quienes son capaces de romper el cascarón, superar el “qué dirán”, dejar de depender de la opinión externa y realmente verse en el espejo y escuchar el sonido de su alma sin el ruido externo del “deber ser” o “deber hacer” son quienes realmente logran descubrirse a sí mismos y encontrar su propósito de vida. Es muy peligroso quedarse en la zona de confort porque nos estanca, nos quita posibilidades de reinvención, evolución, deseo de búsqueda y fuerza para luchar.

La mente negativa dominada por el miedo es el mayor obstáculo para lograr el éxito material, por eso es necesario “desaprender” , “despegarte” de los viejos modelos que has establecido con relación al dinero y adoptar pensamientos de riqueza y abundancia. Recuerda que para cambiar lo visible primero hay que cambiar lo invisible, es decir, tus pensamientos. Ya sabes que todo lo que te rodea es en gran parte un reflejo de tu interior. Así ocurre también con el dinero. El mundo material es el resultado de tu mundo interno, que abarca la parte mental, la emocional y la espiritual. Si tu pensamiento está dominado por el temor, por el miedo a “no tener”, a “no conseguir”, a “no tener lo suficiente”, a “no lograr el éxito” o a “no conseguir trabajo”, entonces así se verá reflejado en tu mundo exterior.

Tu mente es como un computador que día a día almacena cada pensamiento que atraes. No debes bajar la guardia ni olvidar que el miedo lo único que hace es robarte toda tu energía y tu fuerza. Y eso no solo tiene que ver contigo, sino también con las personas que te rodean.

No esperes más, te puede interesar el curso El Dinero y yo

Si necesitas más información, o asistencia en tu compra no dudes en llamarnos.
+57 3505551030 L-V: 9am6pm / S: 9am - 12m

PREMDARMA


Speakers
Blog

PLATAFORMA


Acceder a tus cursos es muy fácil:
Ingresa con tus credenciales en PlataformaPremdarma a través de Velpic
•Disponible en Google Play y Apple App Store.

×